• Personalización cultural de la interfaz de usuario
  • Traducción profesional realizada por nativos
  • Menos errores de localización
  • Protección de código fuente y de lenguaje de etiquetado
  • Terminología unificada en toda la empresa
  • Traducciones adecuadas culturalmente
  • Gestión de proyectos experimentada
  • Llegada más rápida al mercado
  • Lanzamiento simultáneo de productos multilingües
  • Aceptación mejorada del cliente de las versiones internacionales

Consiga traducciones redactadas por profesionales de sus documentos, software, sitios web y proyectos multimedia. Desde folletos a aplicaciones para ordenadores o móviles, tenemos el conocimiento técnico para manejar todos los proyectos, en Mac y en PC.

Traducción y localización de sus sitios web, sistemas de comercio electrónico, ayuda online, manuales de usuario y mucho más. Conocemos todos los lenguajes de */*programación y de script*/* más importantes (HTML, ASP, PHP, Perl, Python, javaScript, Java, C/C++/C#, Visual Basic, XML, SGML, etc.).

Antes de pensar que va a comercializar y vender sus productos/servicios sin tomarse la molestia de adaptarlos a los mercados nacionales específicos, tómese un respiro y piénselo dos veces; a continuación le mostramos algunos datos interesantes de un estudio global que pueden hacerle cambiar de opinión:

  • La mayoría de la gente prefiere comprar en su propio idioma. Los datos se refieren únicamente a usuarios de la red que han comprado online, por lo tanto son representativos de “compradores” en vez de visitantes en general. Nadie debería sorprenderse al descubrir que más de la mitad de esa muestra (52,4%) compra sólo en los sitios web donde la información se presenta en su idioma. Más del 60% de los consumidores de Francia y Japón han declarado que sólo compran en estos sitios web. Cuando se valoraba la competencia lingüística, sucedía que las personas con poco o ningún conocimiento de inglés eran seis veces menos proclives a comprar en sitios web anglófonos que sus paisanos con un dominio perfecto del inglés.
  • El idioma influyó significativamente en las compras más importantes. Una vasta mayoría (85,3%) de las personas que respondieron piensan que disponer de información previa a la compra en su propio idioma es un factor crítico a la hora de comprar seguros y otros servicios financieros Por el contrario, sólo el 45,8% de la muestra declaró que el idioma es importante para comprar ropa en Internet.
  • Cuanto más valor tiene el artículo, más probable es que alguien quiera leer información sobre el producto y comprarlo en su propio idioma.
  • Se necesita algo más que el idioma local para vender. Más de dos tercios (67,4%) visitan sitios web en idioma inglés una vez al mes o con más frecuencia, pero sólo un cuarto (25,5%) compra bienes o servicios de forma regular en esos dominios. Incluso con la información disponible en el idioma local, la imposibilidad de utilizar las propias tarjetas de crédito o la moneda local bloquea a muchos compradores internacionales. Convertir esos visitantes internacionales en compradores requiere la traducción, la potenciación de la oferta del sitio web así como los elementos comerciales que la propicien, como soporte a transacciones con tarjetas de crédito y específicas del país.
  • Las marcas multinacionales apuestan por el idioma y el precio. La mitad de la muestra (50,8%) compraría una marca internacional en vez de una local, aunque la información no estuviera traducida. Mirando los datos por países, sólo Alemania y Japón mostraban un valor inferior al 50% en este aspecto. Sin embargo, disponer de información en su propio idioma era más importante para el 56,2% de la muestra que un precio reducido.

La globalización de los sitios web elimina las malas interpretaciones adaptando la información para que se ajuste a los requisitos culturales, lingüísticos y financieros locales de las audiencias objetivo. Al traducir su sitio web, usted permite que los usuarios accedan a la información sobre su empresa rápida y fácilmente. Al permitir que sus clientes, socios y empleados se comuniquen con usted de forma efectiva en los mercados internacionales, se reduce el coste de hacer negocio mientras que aumentan los resultados económicos. Y todavía, crear una presencia internacional del sitio web suele requerir un esfuerzo extraordinario para mantener la marca fuerte.

Existen cuatro elementos que funcionan juntos para formar los fundamentos de la red:

  1. Experiencia de usuario
  2. Contenido
  3. Tecnología

Este marco de trabajo está bien establecido en algunos países, como Estados Unidos, aunque en el resto del mundo todavía está en su adolescencia. La mayoría de empresas con mercados internacionales han desarrollado soluciones que sirven a esos mercados, pero el nivel de soporte varía considerablemente. Después del lanzamiento del sitio web desde la sede, por ejemplo, a menudo hay reverberaciones significativas en las oficinas locales de sus países ya que los usuarios se encuentran con distintos elementos, como marcas no uniformes, localización fragmentada y contenido inadecuado o falta de soporte al cliente en su propio idioma. Esto afecta sin duda a la experiencia del usuario y en consecuencia, a los beneficios de su empresa. Debe tratar del mismo modo y ofrecer el mismo nivel de soporte a todos los usuarios a los que quiera llegar, independientemente del lugar en el que se encuentren.